Por la Doctora Isabel González Partida

Páginas para acercarte a descubrir las técnicas médicas más avanzadas para cuidar, mejorar y preservar tu belleza, sin pasar por el quirófano



14 de noviembre de 2016

CUIDAR LA SONRISA



Además de la piel y el cuerpo, nuestros labios  también envejecen, incluso a una velocidad superior al resto, pero generalmente les préstamos poca atención o cuidados específicos. 

Debido a su estructura, sin  folículos pilosos, ni glándulas sebáceas, ni sudoríparas, y no contando tampoco con la capa de grasa o hipodermis que sí hay en la piel en el resto del cuerpo, se encuentran desprotegidos de las agresiones externas.

Además durante la juventud la piel de los labios está hidratada por la existencia, abundante, de un azúcar natural,  “el ácido hialurónico”, que les da su aspecto turgente y carnoso. Esta sustancia se va perdiendo con el paso de los años. 

Esta disminución, junto con el movimiento constante, propio de la zona, y las características que hemos nombrado antes de su anatomía, hace que puedan envejecer con mucha más rapidez que el resto de la cara. Con el tiempo pierden su turgencia, definición y su color, se hacen más delgados, menos carnosos e hidratados y empiezan a aparecer arrugas verticales alrededor de la boca.

Pese a que todas sabemos que esto va a suceder tarde o temprano, no les prestamos  la debida atención. No los cuidamos como al resto de la cara. 
Exfoliación, hidratación y protectores específicos para esta zona pueden retrasar que pierdan firmeza y turgencia.

Si hemos llegado un poco tarde o esto no es suficiente, disponemos de tratamientos medico estéticos para dar respuesta a las diferentes edades y situaciones. 

Si queremos hidratar sin dar volumen, la mejora del labio con ácido hialurónico no reticulado  es una de las opciones preferidas. El labio recupera turgencia y cuerpo. Las finas líneas y el aspecto irregular mejoran de forma importante. Inmediatamente después del tratamiento les vemos recuperar tersor y frescura. 

Si las líneas finas del labio superior son incipientes pueden mejorar con técnicas como el microneedling o estimulación del colágeno con microagujas y /o relleno con ácido hialurónico poco reticulado con la técnica del blanching.

Cuando estas líneas son más profundas el laser CO2 en solitario o asociado a hidratación con ácido Hialuronico  da muy buenos resultados sin aumentar volumen de la zona. 

Si tienes algún problema de este tipo no dudes en pedir opinión médica para valorar tu caso. Cuida lo mejor de tu sonrisa!!!